SOY JOVEN Y NECESITO UN NOTARIO

¿Y eso del NOTARIO... Es cosa de mayores? Pues nada más lejos de la realidad y eso que muchas personas no descubren hasta bien avanzada su vida adulta que la figura del notario puede aparecer en sus vidas cuando menos se lo esperan, y no solo para los trámites habituales, los esperados o los que se relacionan con testamentos y divorcios o algo parecido.