#Cláusula Suelo y Gastos de #Hipoteca

Realizaremos en el presente artículo un breve análisis de como se encuentra en la actualidad la problemática generada con la las cláusulas suelo y los gastos de hipoteca que tanta repercusión mediática han tenido.

En lo que respecta a la CLÁUSULA SUELO debemos recordar que el Tribunal Supremo declaró dicha cláusula nula en los contratos realizados con consumidores por considerar que no tenían poder de negociación ni conocimientos suficientes para entender su repercusión. Así, el Tribunal Supremo, en su afán de proteger el sistema económico español, sólo las consideró nulas desde su sentencia de abril de 2013, de tal manera que el impacto económico fuera menor.

A finales del 2016 el Tribunal de Justicia de la Comunidades Europeas le dio un tirón de orejas al mismísimo Tribunal Supremo español diciéndole que las cláusulas nulas, son nulas, desde la firma y no desde la fecha en que queramos.

Así pues, ante el aluvión de reclamaciones por devolución de cláusulas suelo en los Tribunales, el gobierno arbitró un “procedimiento amistoso” para que bancos y perjudicados arreglaran “de buena fe” el problema.

En muchos casos, esto ha resultado satisfactorio, es decir, los cobros de intereses indebidos han sido devueltos, pero en otros muchos no, bien por no haber alcanzado un acuerdo o por la negativa del banco a su devolución.

Captura de pantalla 2018-05-28 a las 22.58.56

Los perjudicados deben saber que una vez agotada esta vía, nada obsta a la reclamación judicial de la devolución.

Algo parecido ha sucedido con los famosos GASTOS DE HIPOTECA (notaria, gestoría, impuesto de actos jurídicos documentados.). Después de una larga batalla judicial, recientemente el Tribunal Supremo ha dado la razón al consumidor en lo que se refiere a los gastos hipotecarios basándose en los mismos argumentos que para el supuesto de la cláusula, es decir, el escaso poder de negociación del consumidor en unos gastos que se consideran abusivos.

Diremos, que ha dado la razón “a medias” al excluir la obligación de devolución del impuesto sobre Actos Jurídicos Documentados (en adelante AJD). Podrían ser objeto de devolución los gastos de notaría, gestoría y registro. Esto implica que los gastos de hipoteca actualmente no tienen (en la mayoría de los casos) tanta repercusión económica como la cláusula suelo. Nótese que el AJD supone un 1,5% del montante de la hipoteca, por lo que en una hipoteca de 200.000 euros, dicho impuesto asciende a 3.000,00 euros.

No obstante, como hemos dicho con anterioridad, el Supremo también dió la razón “a medias” al consumidor, por lo que nada impide pensar que el Tribunal Superior de Justicia de las Comunidades Europeas vuelva a tirar de las orejas al Supremo incluyendo el AJD, como concepto objeto de ser devuelto también.

En conclusión, podemos solicitar al banco que nos devuelva los gastos de hipoteca (excluido el AJD según el Tribunal Supremo) y si no tenemos una respuesta positiva por la vía amistosa, podemos proceder a la reclamación judicial.

Esperando haberles aclarado sus dudas, Tax & Iuris se pone a su disposición para analizar su caso sin compromiso, estudiar la viabilidad y tomar decisiones al respecto.

 

FIRMA MAIL

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s